Servicios Sociales y Salud

Atendiendo a la Ley 13/2008, de 3 de diciembre, de servicios sociales de Galicia y al Decreto 99/2012, de 16 de marzo, por el que se regulan los Servicios Sociales comunitarios y su financiación; se entienden los servicios sociales comunitarios como un conjunto coordinado de prestaciones, programas y equipamientos destinados a garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a la calidad de vida y a la participación social de toda la población. Son de carácter predominantemente local, están referenciados a un territorio y a una población determinados y constituyen el acceso normalizado y el primer nivel de intervención del sistema gallego de servicios sociales. Además, se configuran como servicios de carácter integrador, lo que los constituye en la principal instancia del sistema para el desarrollo de intervenciones de carácter preventivo, de atención integral a personas y familias y de incorporación social y laboral.

Los servicios sociales comunitarios estarán coordinados mediante protocolos y sistemas de derivación, información y colaboración con los servicios sociales especializados, así como con otros servicios para el bienestar que operen en el mismo territorio, especialmente con los de salud, educación, cultura, empleo, vivienda, migraciones y, si es el caso, desarrollo rural, con el fin de favorecer una intervención integral con las personas.

Los servicios sociales comunitarios básicos se desarrollan por medio de un equipo interdisciplinar y con la estructura organizativa que establezca la administración titular del servicio, sin prejuicio de los requisitos y de las dotaciones mínimas que regulamentariamente se determinen.

 

O Concello de Valdoviño cuenta con un Plan de Servizos Sociais que tiene como objetivo general estructurar y regular, como servicio público, los servicios sociales comunitarios básicos en el Concello de Valdoviño para la construcción del sistema municipal de bienestar.

La metodología empleada desde los Servicios Sociales comunitarios de Valdoviño se orienta a acompañar y capacitar a las personas usuaria en sus procesos vitales, así como a facilitar los cambios de aquellas situaciones que supongan un obstaculo para su desarrollo personal y social. En este sentido, la intervención desde este ámbito de actuación debe ser activa, dinámica y transformadora, con una figura profesional proactiva que ponga en uso todas las herramientas posibles, adaptándolas a los objetivos y personas usuarias y participando dinámicamente en los diferentes ámbitos de la comunidad. Los parámetros vendrán marcados por la necesidad de conectar emocionalmente con las personas en el apoyo a su funcionamiento. El enfoque metodológico aplicado se centra en la puesta en valor del trabajo en equipo de carácter interdisciplinar.

La intervención profesional en los servicios sociales tendrá como norma general un carácter interdisciplinario en la búsqueda de una atención integral. De forma reglamentaria, se fijarán las titulaciones y cualificaciones profesionales y los ratios de cobertura de los equipos de trabajo que actúen en los servicios sociales, de conformidad con la distribución y tipología de áreas sociales previstas en el planeamiento estratégico y en la normativa vigente en cada momento. Así mismo se tendrán en cuenta los objetivos y las características particulares de cada centro, las personas usuarias, sus servicios o programas, de manera que se les asegure una adecuada calidad de servicio y de trato profesional a las personas destinatarias. De manera particular se asegurarán en las áreas sociales rurales y de alta dispersión una oferta de servicios profesionales semejante a la que exista en el resto del territorio. A cada persona titular del derecho de acceso al sistema gallego de servicios sociales se le asignará una persona profesional de referencia en el ámbito de los servicios sociales comunitarios correspondientes, con la finalidad de dar coherencia al itinerario de intervenciones y garantizar el acceso a los diferentes servicios y a las prestaciones que necesita la persona o, si es el caso, su familiar.

Con la finalidad de definir las líneas de trabajo del departamento de Servizos sociales municipales, se propone la puesta en marcha de 4 programas municipales diferenciados e interrelacionados entre si (con sus proyectos específicos), enmarcados dentro de los programas básicos de los servicios sociales comunitarios que define el artículo 9 del Decreto 99/2012, de 16 de marzo, por el que se regulan los servicios sociales comunitarios y su financiación:

  • Programa de gestión administrativa y atención ciudadana
  • Programa de atención a personas mayores, dependientes y personas con discapacidad. Servizo de axuda no fogar.
  • Programa de educación y apoyo familiar. Coeducación y conciliación.
  • Programa básico de inclusión social. Solidariedad social y Cooperación.